Romper los estereotipos respecto a la comunidad gay: Roddy Buttom de Faith No More habla de su proyecto Man on Man

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Roddy Buttom, además de ser un icono dentro de la banda Faith No More, también se ha destacado por su activismo en pro de los derechos LGTBI+. Durante la pandemia, Roddy ha vuelto a sorprender, tanto en lo musical como por su bandera de lucha. Esto se ha reflejado en su último trabajo, Man on Man, un disco que grabó durante las cuarentenas junto a Joey Holman, su pareja. Conversamos con él en exclusiva sobre esta nueva propuesta, y nos comentó sobre los detalles del contexto, la idea central y las repercusiones que rodean a esta nueva producción.

Roddy Bottum es uno de los miembros históricos de la banda de rock estadounidense Faith No More, que masificó su audiencia tras varios cambios en sus integrantes, siendo una de sus mayores búsquedas la voz principal. Uno de sus primeros aciertos fue la incorporación de Chuck Mosley (fallecido en el 2017) con quien lanzaron el álbum We Care a Lot en 1985, para luego consagrarse con la llegada de Mike Patton en 1988, vocalista que permanece hasta la actualidad.

Pero el grupo partió camino mucho antes, precisamente en el 79, y sería en 1983 cuando los teclados de Roddy Buttom comenzarían a hacer historia: sus acordes darían un sello distintivo, muy importante para el sonido de la banda.

En 1994, el músico exploró de forma paralela otras vertientes musicales, formando Imperial Teen, un proyecto indie pop que tiene actividad hasta nuestros días. Por esa misma época, decidió abrir una parte de su intimidad y contar sobre su homosexualidad, gesto que lo ha convertido en un referente gay dentro de la música, con especial énfasis en el mundo del rock, esto porque Faith No More en esa época se abría paso en las lides del heavy metal y el hard rock, cimentando además las primeras bases de lo que sería el Nu Metal, todos estilos musicales habitados y liderados por machos super heteros y rudos.

Man on Man

Durante la pandemia, Roddy ha vuelto a sorprender, tanto en lo musical como por su bandera de lucha. Esto se ha reflejado en su último trabajo, Man on Man, un disco que grabó durante las cuarentenas junto a Joey Holman, su pareja. Conversamos con él sobre esta nueva propuesta, nos contó detalles del contexto, la idea central y repercusiones que rodean a su nueva producción.

Man on Man

“Joey y yo salimos de Nueva York cuando el virus apareció por primera vez. Cruzamos el país en una camioneta blanca hasta California. Sabíamos que tendríamos que hacer cuarentena cuando llegáramos. Mi mamá estaba enferma y necesitaba ayuda, así que teníamos que asegurarnos de no tener COVID antes de cuidarla.

Sabiendo que tendríamos que pasar tiempo solos sin hacer nada, decidimos aprovecharlo al máximo y hacer algo de música. Joey es guitarrista, pero nunca habíamos compuesto juntos, compramos un micrófono cuando íbamos rumbo a California y comenzamos a escribir cuando llegamos”, cuenta el músico por correo electrónico. También detalla factores que influyeron en el proceso de composición; muchas cosas pasaron en el período que daban forma y vida a su nuevo proyecto.

“Fue una escritura muy intensa, principalmente por lo que estaba pasando en el mundo en ese momento. Joey perdió a su mamá el año pasado, la mía se enfermó y finalmente murió, todo eso también entró en el proceso de escritura, así como el surgimiento del movimiento BLM* y un sentido de urgencia global. Fueron tiempos tensos, la escritura se volvió muy personal, desde un lugar aislado y asustado”, recuerda.

*(BLM) Black Lives Matter: movimiento internacional que protesta por las muertes de afroamericanos a manos de la fuerza policial.

-¿Cuáles fueron las influencias musicales para llegar a “Man on Man”?

Joey y yo tenemos gustos bastante diferentes. Tengo influencias de la música que escuché mientras crecía, bandas como Joy Division y cosas góticas, oscuras. Todavía escucho mucha música, mis gustos actuales son de bandas extrañas de NY y bandas alternativas queer* que me hacen pensar. A Joey le gusta mucho el rap, las cosas más actuales o la música que pertenece más a su generación.

*Queer: concepto que se ocupa para clasificar todo tipo de identidad no ligada a la heterosexualidad.

Derribando estereotipos

-¿Qué te hizo pensar en un proyecto como Man on Man que reivindica varios aspectos de ser gay?

-El aspecto gay simplemente tuvo sentido. Somos conscientes de que esto no se ha hecho antes: una pareja gay haciendo música como esta. Lo sentimos como una decisión sabia, tenía sentido abordar las temáticas y las complejidades del estilo de vida gay en nuestra música.

-Viendo tus videos DaddyBaby, You’re My Everything y 1983 noté que buscas romper con los estereotipos impuestos por la prensa, la televisión y la publicidad ¿cómo han dañado estos estereotipos a la comunidad gay?

-Creo que los medios de comunicación deciden lo que debemos digerir y aceptar,  al mostrar a la comunidad gay solo modelos en forma, esbeltos y cuidados. Esos estereotipos envían un mensaje erróneo a la comunidad, diciéndonos que ese es un look por el que debemos luchar. Además, establece expectativas en los jóvenes homosexuales, que crecen, toman decisiones y toman en cuenta esas cosas.

El momento de salir del closet para una persona gay es especial, está lleno de matices y muchas complejidades. Tener expectativas extrañas como las que estoy hablando hace que el proceso sea demasiado complicado y difícil.

-Los rangos de edad también son un tópico interesante en tu propuesta: no solemos ver a hombres maduros besándose apasionadamente en ningún anuncio o en revistas ¿crees que estás dando un paso para que otros hombres y mujeres de tu edad también se sientan representados?

-Es solo quien soy. Tengo 57 años y sí, estoy de acuerdo, no es una edad en la que veamos a los hombres actuando sexualmente liberados o en papeles sexys. Siento que la positividad sexual es buena para todos en general, para personas de todas las edades.

Nostalgia de una época en que podíamos tocarnos

-Es interesante cómo se aborda el amor de pareja, la sexualidad, la sensualidad y la pasión en ‘1983’, ¿cómo fue el proceso de creación y grabación de este videoclip? 

-Queríamos crear un video que mostrara el acto de «navegar» particularmente en Nueva York. Es una dicotomía interesante, explorar este tema en medio de una pandemia que básicamente no deja que nos sintamos. La pandemia nos ha hecho sentir nostalgia de una época en la que podíamos tocarnos.

-El video también aborda el mundo psicodélico, ¿por qué consideraste importante incorporarlo?

-Ese ángulo en particular surgió porque la letra de la canción decía: «Hagamos otro viaje». Fue divertido abordar eso de una manera diferente a la que pretendíamos. La letra original se refería al viaje que hicimos por todo el país en la camioneta, pero convertirlo en un viaje psicodélico fue entretenido.

Representatividad versus racismo

-¿Cómo ha reaccionado la gente a Man on Man?

-La respuesta ha sido increíble. Hicimos nuestro primer video, ‘Daddy, sin esperar mucho. La retroalimentación fue empoderadora. La gente se acerca a nosotros una y otra vez para decirnos lo bien que se sienten al verse representados y lo reconfortante que es ver a gente como nosotros haciendo esto. Nos hemos sentido bien, nos dio fuerza para seguir adelante y hacer más música.

-¿Cómo lo has hecho emocionalmente con ese porcentaje de personas homofóbicas que comentan en Internet? 

-Tiendo a no prestar atención a las personas homofóbicas en Internet. Hay suficientes cosas positivas que se me presentan. Escuchar a personas que se cruzan en mi camino, que son homofóbicas o limitadas en ese sentido, solo produce dolor.

-¿Cuál ha sido la parte más fácil y la más difícil del proceso de pertenecer al mundo del rock, salir del closet, recorrer ese camino y lanzar ahora Man on Man?

-Honestamente, apenas ha habido dificultad y no ha sido tanto por salir del closet. Hace poco publicamos en la cuenta de Instagram de Faith No More una declaración en la que pedíamos a la gente que cuestionara su racismo, una solicitud totalmente viable y razonable. Las respuestas a esa publicación fueron muy inquietantes, mucha gente en Instagram respondió diciendo «Todas las vidas importan**» y eso me desconcertó. No sabía que teníamos fanáticos en nuestras filas que pensaran de esa manera, todavía me cuesta conciliarlo. Eso me llevó a un punto en el que no quiero leer lo que la gente dice en ese contexto.

** All Lives Matter (Todas las vidas importan) es la respuesta en contra que un porcentaje de la sociedad sostiene ante el movimiento Black Lives Matter (Las vidas negras importan) que no empatiza ni comprende que la población negra es discriminada y asesinada por la policía.

«La resistencia (de Chile) ha sido muy inspiradora»

-¿Cómo te sientes hoy como hombre, músico y creador?

-Sinceramente, me siento empoderado. Amo a Nueva York, amo a la gente y la comunidad de la que soy parte aquí. Me siento apoyado e inspirado todos los días, incluso en la pandemia… solo quiero salir de ella.

-¿Cuál es tu mensaje para los chilenos que están leyendo esta entrevista?

-Chile es un país muy especial para mí, lamento mucho todo lo que ha pasado en las luchas durante el año pasado. Desde la distancia la energía de la resistencia ha sido muy inspiradora para el resto del mundo. Gracias por eso y mi más sentido aliento y simpatía a todos los que han sufrido y trabajado por un futuro mejor.

Chile ha apoyado mucho a mi otra banda, y siempre estaré agradecido. Ahí conocí a uno de mis mejores amigos, Sebastián Silva. Además es el país que me permitió experimentar un sentido de pureza y aprendizaje que de otra manera no habría encontrado. Espero poder volver pronto.

Sigue a Man on Man en su Instagram

Puedes compartir en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email