Luca Mai – Llevando al límite los sonidos de su saxo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Entrevista con el saxofonista de la banda experimental italiana Zu y Mombu Mombu

Luca Mai es sin duda un consecuente de la música vanguardista. Así lo demuestran sus discos con Zu, banda que lo trajo a Chile el 2009 junto a Mike Patton en su presentación en el Pepsi Fest y que por el momento se encuentra en un receso. Pero Mai no para y está de regreso con Mombu Mombu, un proyecto a la altura de quién lo lidera y que mezcla sonidos de la música africana con metal grind y su inconfundible saxo, sucio, gastado y potente.

Amor por el saxo

¿Cómo nace tu interés por el saxo y la música en general?

Comencé escuchando jazz clásico, especialmente a John Coltrane y Eric Dolphy. Me alucinaban sus conciertos en el Village Vanguard de Nueva York. Al principio, buscaba tocar el clarinete bajo, porque estaba fascinado por el sonido y la forma que tenía Dolphy de ejecutarlo. Sin embargo, finalmente me disuadieron de hacerlo porque comencé a estudiarlo tarde y el saxo, supuestamente, era más fácil de aprender. Claro que esto no fue verdad para mí, porque antes de lograr un sonido decente y que no sonara como un aleteo de pato, me tomó dos años y medio.

Pero lo que de verdad me hizo decidirme cien por ciento en empezar a tocar, fue el impacto que me causó la música de Naked City. Eso fue a principios de los 90, cuando escuché la demoledora mezcla que la banda hacía de grindcore, death metal y free jazz. Me pareció que no había una energía muy diferente entre esos estilos, sino que tan solo, una manera distinta de expresarse. Al tocar el saxo, podía poner ambas experiencias musicales juntas y cuando conocí a Naked City, me pareció que había encontrado las ideas que estaban en mí. En el otro lado del mundo, estaba John Zorn haciendo lo que me había imaginado y ese fue el incentivo que me hizo comenzar a crear mi propia música.

¿Quiénes son tus artistas inspiradores?

Hay una gran cantidad de grupos y solistas que me han influenciado en distintos momentos de mi vida. Ellos me han inspirado, no sólo desde el punto de vista musical, sino que también desde el lado humano y espiritual. John Coltrane, Eric Dolphy y John Zorn para empezar. Por su parte, Sun Ra me mostró los aspectos místicos de la música, pero también, te puedo nombrar como referentes importantes a Black Sabbath, Meshuggah, Cannibal Corpse, Sam Rivers, Melvins, Fela Kuti, Ken Vandermark, Peter Brötzmann, Mats Gustafsson y Nomeansno.

Colaboraciones alucinantes

En tu trayectoria con Zu, colaboraste con músicos interesantes, como Mike Patton, King Buzzo, Buzz Osbourne, Ken Vandermark, Mats Gustafsson y Nobukazu Takemura. ¿Qué nos puedes decir de esas experiencias?

Bueno, como te decía, muchos de ellos me han inspirado, los he estudiado y sigo explorando sus obras. Mi intención es, aparte de nuestros compromisos y proyectos personales, poder trabajar con ellos nuevamente. Cada uno de ellos, me ha entregado y me siguen dando elementos para entender la música. Sus obras y aportes, hacen que re-elaboré constantemente mi percepción de la música, de acuerdo a las experiencias y puntos de vista que me van mostrando.

Zu tiene una larga trayectoria que parte en 1999 con el álbum “Bromio” y termina el 2009 con “Carboniferous” ¿Cómo describirías el comienzo, desenlace y final de la banda?

Nuestra historia es muy particular. Zu nació en un país que es muy tacaño, cuando se trata de apoyar artística y financieramente a los músicos. Italia es percibida en el extranjero, como el país del Bel Canto, la pizza y la mafia. En general, nuestras revistas de música, están más concentradas en lo que está pasando en el extranjero. Así que trabajamos con lo que nosotros mismos nos impusimos, sin compromisos y accesos directos. Demostramos que si quieres, puedes hacer la música más extrema, sin importar nada más. Estoy muy orgulloso de estos diez años junto a Zu, satisfecho con haber creado la música que buscaba y de que otras personas puedan disfrutarla.

¿El Papa o San Mike Patton?

Estuviste en Chile en el Festival Pepsi Fest con tu banda Zu y Mike Patton ¿qué sentimiento te quedó de esa experiencia?

¡Maravillosos recuerdos! Nunca habíamos tocado al frente de ocho mil personas delirantes y tampoco, nunca habíamos estado, en el bar de un hotel, en estrecho contacto con Iron Maiden. Cuando llegamos al aeropuerto, la cosa más sorprendente, fue que no nos chequearon en la aduana. Era como si en lugar de Mike Patton, hubiese llegado el Papa. Si lo hubiese sabido, me habría traído toda la hierba que me dieron en México.

Durante esa visita viajaron al norte de Chile y grabaron el video para el tema “Carbon” ¿qué los motivó a hacerlo?

En realidad, el video resume la increíble experiencia que tuvimos en esos días con Mike Patton entre México y Chile. Nosotros no fuimos al norte, pero un director muy cercano a nosotros, llamado Giacomo Cesari, se encontraba filmando un documental en Bolivia y él tomó un bus para venirnos a ver a Chile. Durante el viaje a través de los Andes, él filmó lo que veía y con esas imágenes, creó el video para “Carbon.

Para muchos fue sorpresiva la separación de Zu ¿hay posibilidades de una nueva reunión?

No por el momento, pero quién sabe lo que puede pasar en algunos años.

De las percusiones del sonido Africano al Grindcore

Cuéntanos sobre tu actual proyecto Mombu Mombu.

Mombu es otras de esas intuiciones que aparecen de repente, cuando quieres empezar algo nuevo. Considero a las intuiciones como regalos y deben ser aceptadas como tal. Por lo general, es música que está oculta en algún lugar y que, de pronto, marca su presencia en tu vida. Todo depende de saber usarlo en el momento justo. El proyecto nació de la idea de fusionar grindcore con percusiones africanas. Pensé que el poder de los ritmos de África y el metal grind podían pegar bien juntos.

Además, para mí era importante que la matriz africana fuera predominante, no sólo para adherirle un color especial, sino que como una base para empezar. Decidimos esto del principio, porque estoy interesado en la idea de explorar las raíces primaras de la música y eliminar todo lo accesorio u ornamental.  En “Carboniferous” de Zu, habíamos renunciado a muchos de los ritmos complejos, para trabajar sólo en 4/4 pero con acentos cambiantes. Con el saxo mi trabajo es más rítmico que melódico. Todavía enfoco el instrumento de esta forma en Mombu. Prefiero la sustracción que la superposición.

Mombu editó su primer disco el año pasado ¿cuándo es posible ver el trabajo de un segundo disco?

En estos momentos, estoy finalizando el disco de un nuevo proyecto relacionado con Mombu, que tengo con el guitarrista de Turín, Paolo Spaccamonti. El nombre del grupo es Spaccamombu y editaremos una colección de canciones llamadas “In The Kennel”. Lo grabamos en un estudio de Turín llamado Blue Recording Studio y se trata de una colaboración que es aparte de nuestros proyectos usuales. Estamos muy satisfechos con el resultado. Por su parte, el segundo disco de Mombu sera lanzado en febrero de 2013.

¿Qué posibilidades hay de ver a Mombu Mombu tocar en Chile?

Sería grandioso volver. Tal vez el próximo álbum nos pueda abrir nuevas perspectivas.

Información de Mombu Mombu en su facebook: https://www.facebook.com/mombu

Puedes compartir en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email