Gracias, Lucio Dalla.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Hace pocos minutos nos enteramos de que nos fue un ícono de los 90, un artista que conquistó el corazón de los estudiantes de la época con una canción graciosa, bien alejada de todo lo que estaba de moda en esos tiempos. Pese a que en las emisoras y programas de televisión abusaron del éxito de su hit y terminamos por cambiar de canal, hoy le brindamos un aplauso y le damos las gracias por habernos regalado esa coreografía que muchos imitamos más de una vez: en el colegio, en la casa, en fiestas y donde fuera, cantar el estribillo con el pasito era inevitable: todos estábamos “Atentos al lobo”.

Gracias Lucio Dalla,  porque recordarte siempre será un momento de alegría.

Puedes compartir en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email