Emiliano Aguayo a 25 años del “Corazones” de Los Prisioneros: “Jorge González es el tercer compositor más importante luego de Violeta Parra y Víctor Jara”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Este 2015 se cumple el aniversario de plata de uno de los discos más vendidos en la historia de Los Prisioneros. Por esta razón, quisimos conversar con el periodista y escritor Emiliano Aguayo, autor del libro “Maldito Sudaca” Conversaciones con Jorge González y de “Las voces de los 80´s”.

En esta oportunidad hablamos con el experto sobre la importancia del disco Corazones, los problemas íntimos que surgieron en aquella época,  la relevancia del músico para la música chilena, su accidente cardiovascular, el video clip que rememora el video de “Tren al Sur” y que recrea la vida del cantante, entre varios otros de máximo interés para los seguidores de Los Prisioneros y Jorge González.

– El primer disco de la banda donde no participa Claudio Narea, debido a conflictos de corte amoroso que vinculan a Jorge González (archi conocidos por todos) ¿Cómo piensas que esta situación aportó (o no) a que finalmente éste fuera un disco exitoso y no al contrario?

Esa historia no aportó nada a que el disco fuera muy conocido o el más vendido compuesto por Jorge González. El marketing o la publicidad de las polémicas sólo le sirven a los programas de farándula, pero no a la música en Chile.

– A diferencia de sus discos anteriores, Corazones no contiene crítica social, sino que se planta como una oda al dolor provocado por el amor (o desamor). En esta nueva línea, logró conquistar a la audiencia con temas como “Amiga Mía”, “Corazones Rojos” y “Estrechez de Corazón”. ¿Cómo piensas que se gestó esta incondicionalidad del público con una banda que estaba cambiando continuamente el trasfondo de sus letras y probando con nuevos sonidos?

¿Incondicionalidad? ¿Tú crees? Costó harto rato para que la gente dejara de mirar o escuchar comentarios de “oh, qué raro es este disco”, para que recién comenzaran a escucharlo. Por supuesto, las radios también llegaron un poco tarde, esos días.

Es loco cuando la gente habla de “crítica social”, como olvidando “Paramar”, “Estar solo”, “Eve-Evelyn”, “Una mujer que no llame la atención”… “Cuéntame una historia original o “Noche en la ciudad”, yo creo que son más “crítica social” que las nombradas antes. ¿O no? Yo creo que la incondicionalidad siempre va a ser más lógica cuando las bandas cambian poco, cuando repiten la fórmula. A la gente le gusta que los músicos no cambien nada, que se vistan igual. Creo que los chilenos serían más incondicionales si todos se siguieran vistiendo con North Star y chalecos cuellos en V. No sé, no creo que haya incondicionalidad, sólo respeto. Y creo que el respeto es mayor que la incondicionalidad.

– En tu libro Maldito Sudaca, conversaciones con Jorge González, le preguntas al vocalista sobre las letras y el conflicto que los habría separado. Cito: “Emiliano Aguayo: Corazones da muchas luces sobre los problemas que terminan en la primera pelea e ida de Claudio. González: La única canción que habla acerca del conflicto se llamaba “Amigo” que no está ni siquiera en la compilación Ni Por La Razón Ni Por La Fuerza, es un demo que anda por ahí “. (Extracto de canción amigo: “Y yo quisiera estar ebrio siempre / y no mirarte más a la cara, amigo / borracho decirte que ya no creo ni en la mitad de lo que te digo, amigo / si las cosas pasaran como nos enseñaron que pasarían / podría mirarte a tus ojos y sonreír sin sentir mi cobardía”. ¿Crees que González prefirió omitir cierta información confidencial en su respuesta, al excluir temas tan decidores como “Estrechez de Corazón” o “Amiga Mía”?

Si youtubeas un rato y pones el nombre de Jorge González, encontrarás como 2 o 3 discos suyos inéditos. Es decir, muchas canciones que han quedado fuera de sus discos, pero que las ha entregado desde las redes sociales. O sea, por supuesto que imagino que a veces ha omitido información, todos lo hacemos. Aparte, lo que me quedó claro en toda esa entrevista es que le costaba mucho hablar de relaciones amorosas, por respeto a las mujeres que podría haberse referido. Yo tampoco iba mandado por SQP, así que no eran los temas más importantes de mi conversación.

Ahora bien, entiendo que no pueda haber querido hablar sobre alguna relación pasada, pues estaba con nueva pareja, y por muy músico que seas, eres primero pareja y nada que ver, quizás, recordar esos días una relación anterior. Creo.

– “Tren al Sur” es, para mi gusto, la única pieza del disco que no encaja en este concepto de “oda al desamor”, sin embargo es uno de los temas más emblemáticos, me atrevería a decir, en la historia del rock nacional. Como experto ¿qué puedes decir al respecto?

Yo también creo que “Arauco tiene una pena” tampoco encaja en el Corazones de fogata que es “Libro”. No sé, yo creo que “Tren al sur” cuenta un deseo de respirar con más alegría, pero según recuerdo el tren nunca llega a destino, siempre es un viaje. O sea, no sé si es la más feliz. Yo la encuentro bien nostálgica. La música no sé si es muy alegre. Yo creo que una con final más feliz es “Con suavidad”, la verdad.


– En tu opinión ¿cuál es la letra más representativa del “Corazones” en este 2015?

“Estrechez de Corazón”, desde el ’91 en adelante.

– Las letras de las canciones de González, 25 años después suenan muy vigentes. ¿Crees que esto es mera casualidad o cierta agudeza del músico frente a los temas de contingencia?

Primero, yo creo que él siempre ha hecho canciones para él, para nadie más. Es decir, si cantas para un partido político, para una ideología, para una marca, leyendo el diario, para los fans, para lo que crees que la prensa espera de ti, etc, es muy probable que 20 años después esa canción sea sólo un bonito recuerdo.

Ha tenido la capacidad de escribir desde él y para él y que eso ha sido, además, entendido por varios millones de personas. A veces al tiro, otras 20 años después.

– ¿Crees que Chile reconoce la entrega de González en los contenidos de sus canciones?

Sí, es el compositor chileno vivo que más discos ha vendido. O sea, si Los Jaivas han vendido harto, no son ellos los compositores de todo, está por ahí Neruda, por ejemplo, que no sabía que estaba haciendo canciones, claro.

Aparte, es el más activo. Mira, Florcita Motuda, que todos lo queremos un montón, no saca un disco desde hace mucho rato. Aguaturbia recién saca su tercer disco, Los Jaivas hace rato pararon de editar discos con canciones propias. O sea, si a todos ellos los queremos y admiramos ¿cómo no vamos a reconocer a un tipo que este 2015 promete disco, y ya sacó uno el 2014 y el 2013 con otro ganó Disco de Oro?

 

– A lo largo de los años ¿Cómo los medios han influido para mal o para bien sobre la opinión masiva hacia Jorge González?

Yo creo que los medios dan lo mismo cuando se trata de canciones que te llegan. Apuesto que a ti, para escuchar una canción y gustarte González, no influyeron los medios. Si los medios fueran importantes en este aspecto, todavía escucharíamos a los chicos Rojo o los programas licenciados de la tele que hoy buscan dobles también marcarían pauta. Aparte, la crítica musical ya no existe, ya no es importante. Cada uno busca la música que quiere escuchar.

 

– ¿Piensas que los medios reconocerán finalmente a González como un genio de la música popular?

Cuesta que un chileno le diga genio a otro. Yo admiro mucho la trayectoria de Cerati y creo que era un genio en lo que hacía y apuesto que nadie se cuestiona eso cuando lo digo, pero, si lo dijera de un chileno, te aseguro que se cuestiona de inmediato.

La otra vez leía en el diario La Tercera algo sobre Cerati y justamente decía “el genio argentino”. Para que La Tercera diga eso de un chileno, ese chileno quizás estaría muerto o no sacaría un disco hace 20 o 30 años, porque si está ahí al frente, la cosa ya no es tan desde la admiración. Entran a batallar otros intereses.

 

– Este verano hubo un quiebre dentro de la vida personal y artística de Jorge González. Un accidente cerebrovascular puso en duda su primeramente catalogado “curioso” actuar sobre un escenario, lo que luego se aclaró por la confirmación de no deberse al abuso de estupefacientes u otros.

Luego de confirmarse el problema de salud, el artista mostró mejoría, y desde ese entonces he percibido por primera vez cierto cambio de los medios en el trato hacia González. ¿Crees que el accidente haya repercutido en la conciencia de los medios definitivamente?

No sé. No trabajo en medios, no conozco su lógica, totalmente.

– Hace poco vimos un video clip que hace guiños a Tren al Sur y que recrea la vida de Jorge González, desde su niñez. ¿Qué te pareció?

Bien, y me alegro que lo haya dirigido Pedro Ruminot, porque creo que lo hace desde el cariño y la admiración, no desde el “cómo vamos ahí”. Él no sólo conoce al músico, sino su trayectoria y eso es importante al momento de trabajar.

Lo que sí me parece extraño es el guión. Siento que González en este último tiempo siempre se desmarcó de la “marca” Los Prisioneros y acá es como un recorrido por sus etapas, incluida esa. Siento que es video que más tiene que ver cómo se ve a músico que cómo se ve el propio  músico, pero, bueno, yo no estoy ahí para saberlo, sólo es análisis.

– ¿Qué podemos esperar hacia el futuro sobre la obra de Jorge González?

Creo que se ha justificado lo que escribí en “Maldito Sudaca” hace 10 años, que, sin tener que haber una tragedia fatal de por medio.

González se lo ganó en vida y hace mucho rato. Aunque, claro, cuando yo lo dije pareció herejía. Aparte, lo decía alguien que no era amigo de la prensa. Bueno, todavía no carreteo con periodistas de música, porque la verdad tampoco soy uno y apenas me conocen.

Yo apostaría por un Premio Nacional de Música y un Museo sobre su obra. No me gusta la idea que los laureles se los lleven Los Prisioneros, porque creo que ahí no todos han actuado bien. Incluso, siento que más bien se ha complotado, sin querer quizás, sobre la historia y el significado de la banda y sus ideales, que siempre estuvo lejos de la farándula.

– En “Maldito Sudaca” hiciste hablar en extenso nada menos que a Jorge González y con “Las Voces de los ‘80” lograste que muchas bandas se reunieran en un concierto histórico en el Movistar Arena ante 10.000 personas. ¿Escribes algo hoy relacionado a la música?

Sí, sobre un delantero, un arquero y un 9 de Boca Junior que son chilenos. No, mentira, sobre un guitarrista, un bajista y un baterista chilenos que son parte de la banda de Charly García hace más de 10 años y acá como que nadie se hubiera dado cuenta, y que es como jugar en la albiceleste, no? Claro, quizás no son los más taquillas de la tele, pero los tipos deben ser de los mejores músicos rock de Chile, y de Argentina, ¿no? Por algo los eligió Charly.  

 

Puedes compartir en tus redes sociales

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram
Share on email
Email